El Show de FaceInstagram

El Show de FaceInstagram

 

A ver como invito a la reflexión sin que me dejen de leer por densidad de normativa así que voy a intentar evitarla. Vaya por delante que no juzgo ni pretendo juzgar a los padres que comparten fotos de sus hijos en las redes sociales. Y que comprendo que sus hijos forman parte de su vida. Que son aquellos por los que uno se siente orgulloso, se levanta cada mañana con una sonrisa o le alegran su llegada a casa tras una jornada laboral. Aquellos por los que recibirían en sus propias carnes cada golpe que les dé, y les dará, la vida.

Pero como padres necesitan comprender la importancia de velar por esa felicidad futura y que si bien en gran parte resulta imposible controlar en otras se puede prevenir.

Resultaría fácil de comprender si se detienen a pensar en la magnífica película El Show de Truman. Un país movilizado entorno a la vida de un bebé que nació en la tv, de quien expusieron; su parto, el primer día que camino, sus cumpleaños, sus trabajos, sus amores… Un show que proporcionaba que un sinfín de personas ganasen cantidades ingentes de pasta a costa de jugar con el derecho a la intimidad y propia imagen de un niño que no pudo decidir.

En nuestro país el derecho a la intimidad y propia imagen es un derecho fundamental recogido en el articulo 18 de la Constitución y los representantes legales de los menores tienen el deber de velar por los derechos de sus hijos.

Creo que muchos padres actúan ciegos a la importancia que tiene la divulgación de fotos de sus hijos. Imagino que lo hacen motivados por una ilusión, justificados en que en su “face” o en su “IG” sólo tienen a gente conocida y familiares o que su cuenta es privada… no conocen el medio. No dimensionan el daño y encima YO MISMA soy  incongruente y cómplice cada vez que le doy a “me gusta”. Pero ¡narices! “Es mi sobrin@, está lejos, no l@ veo ¿cómo no voy a dar “me gusta” que pensará de ello mi herman@ si nunca le muestro like a mi sobrin@…?” y CLICK, sin comerlo ni beberlo ayudo a fomentar la audiencia de la foto y así en lugar de fomentar el trato personal doy por cumplidas mis obligaciones como tí@ mostrando un like en una foto que mi sobrin@ seguramente no consintió y la foto llega y llega a más gente. Las redes son así, trampas.

La normativa establece que para tratar datos personales de un menor de edad únicamente podrá fundarse en su consentimiento cuando sea mayor de 14 años y que el tratamiento de los datos de menores de 14 fundado en el consentimiento sólo será licito si consta el del titular de la patria potestad o tutela… (articulo 7 de la Ley 3/2018)  ¡OJO! porque la patria potestad la ostenta ambos padres y si uno de los dos no quiere que sus hijos salga publicado no debe de salir, pero vamos al meollo. ¿Esto del consentimiento que quiere decir?

Pues que, para dichas Redes, si tu hijo es mayor de 14 años podrá dar su consentimiento y la red en cuestión podrá tratar sus datos y, por otro lado, si tú como padre/usuario y que has aceptado el consentimiento de uso de tus datos ante una mega empresa, compartes fotos de tus hijos menores ya sean de 14 o de 18, ellos se lavan las manos. Pero ¡OJO!  que tienen una base de datos magnifica de todas las fotos tuyas y de los tuyos a su disposición. Lista para que dentro de 20 años tengan material para “el Show” de tu hijo, que al igual que Truman, no consintió. Y que tu pudiste proteger.

No soy una hater de las redes sociales soy usuaria activa de las mismas por decisión propia y siempre recomiendo a mis clientes, familiares y amigos que NUNCA se queden atrás en todo lo que “salga”. Cierto que no es necesario publicar para conocerlas, pero YO las uso.

Es nuestra obligación conocer que se cuece. ¡Es un mundo que avanza a unas velocidades que ya quisieran las normativas! El derecho va muy por detrás. Hasta que no surge un gran problema no se legisla (que le pregunten a Olvido Hormigos).  

Me resulta curioso/alarmante pensar, que estos días, cuando se aprobó la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos 3/2018 mi muro de face se llenaba de “noticias” y “amigos” preocupados porque “los partidos políticos podrían usar tus datos para enviarte propaganda o realizar perfiles ideológicos o políticos”. Daría para mucho este apartado, pero no pretendo extenderme mucho más, a la vez que veía en otro sitio fotos de menores… así que ¡PORFAVOR! ¿No veis el cartel de DANGER aquí?

Utilicemos la nueva regulación europea y nacional para prevenir muchos males a nuestros hijos, e hijos de familiares y amigos. Comencemos por educarlos sobre su derecho a la intimidad, el derecho fundamental más importante de la época en la que han nacido, la ERA DIGITAL.

Expliquémosles y practiquemos con el ejemplo de no publicar sus vidas. Expliquémosles que, si “fulanito” tiene móvil, sale en Face o tiene IG y es menor de 14 años es por que sus padres lo han permitido y no han valorado el riesgo a su derecho a la intimidad y honor y que si yo o papá o la tía publican algo es porque tiene la madurez de elegir.

Los niños son esponjas os van a preguntar que es “eso de la madurez, de la intimidad y del honor”. Así quizás cuando tenga 14 años se piensa muchas cosas antes de que grabe o viralice un video suyo con su primer noviet@ o comparta algo que reciba ya sea de un amigo o de un completo desconocido.

Vais a conseguir que vuestros hijos conozcan y valoren lo que alguna generación intermedia ha perdido por falta de conocimiento del medio. Hay que aprender de los errores.

Que sean ELLOS los que cuando puedan y quieran decidan sobre que compartir o no de su vida. No le llevéis el “coco” a la cuna, no comencéis su guion en el Show.

 

Comments are closed.